The Church Historian's Press The Church Historian's Press

Capítulo adicional 4

Un zángano en la colmena de Deseret

Asociación de Moderación General

Salón de Asambleas del Barrio Catorce, Salt Lake City, Utah

30 de diciembre de 1893


Julia Matilda Cruse Howe (1823–1916) vivió una vida de callado servicio, tal como ella misma escribió en un breve discurso en 1893. Nació en Boxford, Inglaterra, y se bautizó el 6 de abril de 1849, después de sus dos hermanas mayores Mary y Charlotte, que se habían bautizado en 18471. Antes de que la hermana Howe se fuera con sus hermanas a Estados Unidos en junio de 1849, su padre, que se había bautizado poco después que sus hijas, le prometió en una bendición que viviría para llevar a cabo una importante labor2. Cerca del final de su vida, un biógrafo llamó a la hermana Howe “una trabajadora incansable”3.

A su llegada a los Estados Unidos, Julia y Charlotte Cruse vivieron en St. Louis, Misuri, donde Julia conoció y se casó con un amigo Santo de los Últimos Días, Amos Howe, que era mecánico. La familia Howe vivió allí y en Nueva York durante catorce años, recibiendo en su casa a misioneros y líderes de la Iglesia que, en sus viajes, pasaban por la ciudad4. Cuando los Howe se trasladaron a Salt Lake City, en 1864, muchos viejos amigos los recibieron con afecto.

La hermana Howe prestó servicio como maestra y tesorera de la Sociedad de Socorro del Barrio Diecisiete. Aunque la asociación de las Mujeres Jóvenes del barrio se había organizado en 1870, el grupo se disolvió repentinamente entre 1871 y 1875. En ese tiempo, la hermana Howe coordinó una clase de costura adicional entre las jovencitas del barrio, conocida como la Sociedad de Socorro Juvenil, para ayudar a la Sociedad de Socorro del barrio5. Ella prestó servicio como presidenta de la Primaria del Barrio Salt Lake City Diecisiete entre 1881 y 1895, y enseñó Escuela Dominical durante varios años6.

Las mujeres en Salt Lake City asistían a diversas reuniones de diferentes organizaciones en las que a menudo se solapaban líderes, responsabilidades y objetivos comunes7. Una de ellas era la reunión semestral de la Asociación de Moderación General, que comenzó siendo la Asociación de Moderación Cooperativa de Mayores en 1870. El grupo incluía mujeres de todos los barrios del Valle del Lago Salado, y llegó a ser un intercambio entre los barrios para comunicarse en cuanto a la Sociedad de Socorro, el sufragio, el Hospital Deseret y la fábrica de seda8. Aunque las organizaciones de Sociedad de Socorro de estaca comenzaron en 1877, la reunión general semestral de moderación continuó como un grupo aparte, y con frecuencia proporcionaba un informe de las actas de sus reuniones en la revista Woman’s Exponent9.

Mary Isabella Horne, quien también fue presidenta de la Sociedad de Socorro de la Estaca Salt Lake, presidió la reunión semestral del 30 de diciembre de 1893. En esa época, la Sociedad de Socorro de la Estaca Salt Lake estaba formada por más de cuarenta sociedades de socorro distintas esparcidas por todo el Valle del Lago Salado10. En años anteriores, las líderes de la mesa directiva central de la Sociedad de Socorro y la presidencia de la Sociedad de Socorro de estaca viajaban a las organizaciones locales para hablar y capacitar allí a las mujeres. Dado que el Templo de Salt Lake se había dedicado solo ocho meses antes de esta reunión, muchas de las líderes estaban trabajando entonces en el templo, y tenían que pedir ayuda para poder visitar las ramas locales. En la reunión del 30 de diciembre de 1893, la hermana Horne asignó a la hermana Howe como asistente de la Sociedad de Socorro de la Estaca Salt Lake, junto con la secretaria Lydia D. Alder. La hermana Horne pidió luego a la hermana Howe que hablara, y esta expresó sus ideas en cuando a esta nueva asignación de visitar y sobre el servicio en general11.

La hermana Howe dijo: “Creo que es habitual que los hermanos expresen sus sentimientos en tales casos, y pensé que era correcto hacerlo. Siempre sentí que no quería ser un zángano en la colmena de Deseret12.

“La experiencia me ha enseñado que no son solo los poderosos o los instruidos quienes pueden hacer el mayor bien, sino quienes están dispuestos a ser obreros en la viña13. Deseo sostener a todos aquellos que son llamados a instruir y a ir de lugar en lugar. Comparto mi testimonio del bien que hacen estas reuniones, y se requerirá mucho de quienes han tenido estas oportunidades de recibir instrucción14. Siento que este deber al que he sido llamada será un placer, y deseo hacer todo lo que pueda”15. La hermana Howe habló también sobre la caridad, explicó su significado y dio otras buenas instrucciones.